DIARIO




Encerrado, busqué el subterráneo en el subterráneo de la web. Entré al grupo “YO CARRETIÉ EN LA ESCAPE”. El administrador es un corredor de propiedades. El grupo, en el cual fui aceptado, se describe así:

UF UN CLÁSICO DEL CARRETE PORTEÑO DURANTE LOS AÑOS 90 AL 2000!! UBICADA EN Galería Hotel Prat, ERA HASTA AHORA EL LUGAR CON EL MEJOR CARRETE Y LOS SHOWS MIXTOS MAS OSADOS De CHILE HASTA EL MOMENTO!!

152 miembros.

Monto comentarios y post:

HUYYY Y LOS PRIVADOS GENIALLLLL LOS GASTÉ JJAJA/ hay si contaraaaaaaaaaaaaaaaaaaa/ Diosaaaaaaaass/ Siempre recuerdo esos jueves los llamados “día de la carne” jeje.../ Haciendo la previa en el metro Shop y después reunirlos en plaza victoria en los leones, donde los amigos ya nos esperaban con los free-pass, llegábamos temprano para ocupar los mejores lugares, y cuidando la cerveza para canjearla!! Y llegaban las chicas, la Alejandra, thiare, Geraldine, Aylen, Laura, Paloma, Cata, Fernanda... Y bueno de más está hablar del show, en el lado femenino también había!! Terminaban y comenzaba la fiesta esperando la chicharra de promociones de ahí me acuerdo hasta las 4 jeje / Como no recordarte Escape!!! si fue gracias a esa disco que aprendi a bailar salsa... me iba a la salsoteca a observar como bailaban ¡¡era espectacular verlos !!  Con sus mejores cantantes de salsa pintados en las paredes / Que recuerdos los masculinos con Barbie / que será de Aylen (Chun-li) / era de Quillota no se vio más

En las fotos chaquetas de mezclilla y chasquillas, humo sobre el espacio.

Una de las que decía bailar era Andrea Derbi Rojas. Le escribí al mesenger.








ADR


Hola, sí sí, trabajé en el local Escape, pero no sé qué querrías saber



CRISTÓBAL


Hola, gracias por responderme



ADR


De nada



CRISTÓBAL


Quiero saber cómo era el carrete de esos años, cómo crees que ha cambiado al que se desarrolla ahora, en ese local en específico. Y otras cosas



ADR


Es que yo poco y nada carretié ahí, yo iba, hacía mi trabajo y me iba. Yo era stripers. Mucho no pasaba ahí



CRISTÓBAL


Dale, ¿y cómo empezaste a trabajar allí?



ADR


Una amiga me llevó a trabajar a ese local cuando recién comencé a bailar

Igual, como en todo local habían problemas, pero era tranquilo y obvio la música era mucho mejor que ahora



CRISTÓBAL


¿Cómo describirías el ambiente que se vivía en la Escape?



ADR


Por parte de los guardias, era seguro pero entraba igual gente mala



CRISTÓBAL


¿Mala, cómo? ¿Cuán mala?



ADR


Gente peleadora, igual vendían drogas. Era menos notorio que en los actuales locales eso sí



CRISTÓBAL


¿Y qué drogas se vendían entonces? ¿Serán las mismas que ahora?



ADR


No tengo idea



CRISTÓBAL


Me decías que la música era mejor, ¿qué tocaban?



ADR


Pachanga, cumbias, tecno ufff. De todo menos reggaetón jajaj



CRISTÓBAL


Jajaja. ¿Eras muy joven entonces, cuándo llegaste a trabajar?



ADR


Tenía recién 18



CRISTÓBAL


¿Cómo decidiste trabajar de striper?



ADR


Siempre me gustó bailar, comencé bailando en circos



CRISTÓBAL


¿Qué música ocupabas en tu show?, ¿tenías algo en particular, un personaje?



ADR


Un tecno, algo más movido y un lento, normalmente Chayanne



CRISTÓBAL


¿Te dio nervio la primera vez que bailaste?



ADR


El bailar no, el desnudo sí



CRISTÓBAL


¿Demás, era total el desnudo?



ADR


Disculpa, ¿pero saber del local o de mí?



CRISTÓBAL


Te hago otra pregunta, si alguna te molesta, por fa me dices y no la respondes. ¿Cuál fue tu primera impresión de la Escape?



ADR


Ok



CRISTÓBAL


¿Eran muchas mujeres las que bailaban?



ADR


5 mujeres. La Escape tenía buen ambiente de trabajo en general



CRISTÓBAL


¿Había más locales nocturnos en ese barrio, en esos años?



ADR


Cercanos no. El otro estaban en subida Ecuador o en la plaza Aníbal Pinto.



CRISTÓBAL


¿Recuerdas qué trago se tomaba en esos años en el local? El que más tomaba la gente



ADR


Ron, pisco, primaveras, pisco sour, esos así.



CRISTÓBAL


¿Hay algún local de que los que actualmente funcionan (previo a la pandemia) que te recuerde la Escape?



ADR


No



CRISTÓBAL


¿El horario era el mismo que ahora, o se alargaba más el carrete?



ADR


Era hasta las 5 am. No más



CRISTÓBAL


Dicen que el olfato es el sentido que más conserva la memoria. Si pensaras en la Escape, ¿te trae de vuelta algún olor?


ç

ADR


La verdad que no, igual fue hace muchos años



CRISTÓBAL


Es cierto. ¿Entrabas a la galería o ibas directamente al local?



ADR


Directo al local, igual se entraba por Condell



CRISTÓBAL


¿Recuerdas algo de la galería de esos años?



ADR


Fuera del portón por el estallido, está igual que antes



CRISTÓBAL


Como algo detenido en el tiempo, qué loco, si son más de 20 años



ADR


Sipo



CRISTÓBAL


¿A qué hora te tocaba bailar?, ¿más o menos temprano o ya bien entrada la noche?



ADR


Tipo 1



CRISTÓBAL


¿Estuviste trabajando en ese local muchos años?



ADR


Si, como 3 años



CRISTÓBAL


¿Viernes y sábado o más días?



ADR


Solo los jueves



CRISTÓBAL


¿Cambió mucho Valpo en general en estos 20 y tantos años?, ¿el carrete en Valpo?



ADR


Sí, harto



CRISTÓBAL


¿Me podrías contar cómo, tú que lo viste?



ADR


No te entiendo



CRISTÓBAL


Si me puedes contar en qué cosas cambió, según tu punto de vista



ADR


La bohemia porteña cambió desde el punto de vista de que antes, se terminaban las discos y cada uno a sus casas, era más tranquilo, ahora, se quedan tomando en las calles, gente vendiendo cervezas, cigarros y drogas, si bien siempre lo ha habido, antes era menos notorio



CRISTÓBAL


Claro, ahora el after es en plena calle



ADR


Así es



CRISTÓBAL


Fuiste después a algún local posterior a Escape en el Hotel Prat? o no sé, ¿quizá a la galería?



ADR


Si te refieres cuando aún existía escape, no



CRISTÓBAL


Pensaba después



ADR


Creo que hubo un local de cumbias y no, no me gusta



CRISTÓBAL


¿Y de Escape te retiraste o se acabó?



ADR


Continué en otros locales. En esos años, recorríamos varios locales por noche



CRISTÓBAL


¿Qué otros locales recorrías?



ADR


Cuatro vientos, Ritz, Cosmonova, etc



CRISTÓBAL


¿Cuánto tiempo (años) una mujer puede trabajar de striper?



ADR


Hasta que el cuerpo acompañe jajaj



CRISTÓBAL


Jajaj. Y las otras 4 mujeres que trabajan contigo en Escape, ¿eran mayores o tenían más o menos la misma edad tuya?



ADR


Estamos cercanas en las edades



CRISTÓBAL


¿Cómo se aprende a bailar como striper?



ADR


Wow, es complicada la pregunta, hay que saber bailar, ser sensual y saber sacarse la ropa sensualmente al ritmo de la música



CRISTÓBAL


y tener mucha personalidad



ADR


Así es



CRISTÓBAL


Con la plata que ganabas bailando, tenías que dedicarte a otras cosas, o bailar bastaba?



ADR


Yo solo bailaba







NOVELITA


Al lado de una de las entradas de Salvador Donoso a la galería, había una escalera al subterráneo. Allí funcionaba el Piel pub, que noche a noche de fin de semana se repletaba. Pegada afuera una hoja tenía el rostro de un hombre que había sido visto la última vez allí. La primera vez que entré fue de casualidad, justo cuando cerraban la reja de aquel acceso; el nochero del Hotel me permitió entrar por el subterráneo del local, que era enorme, casi la mitad del edificio que cruzaba de una cuadra a otra. Aún no era tan tarde y bailaban cumbia varias parejas, mientras una banda tocaba en vivo; pasada la pista el lugar se desgrana en habitaciones ocultas.



Conversando con el conserje con el que había entablado mayor vínculo, me enteré de quién era el Piel pub; pertenecía al mismo hombre que tenía el local en el barrio Puerto para la diversión de los ratis. Toda la basura salió a flote en un programa denuncia, y el dueño fue a la cárcel, pero desde ahí colocaba administradores a los que confiaba el local. Mientras veíamos un partido de Wanderers en su caseta, me contó que el hombre para hacerse respetar tenía un arma, y que alguna vez la tuvo que usar con un ruso que se volvió loco en medio del bar, tiraba las sillas, golpeaba hombres y mujeres. Él mismo lo fue a calmar pero el ruso lo levantó y lo tiró lejos. Le disparó en un pie y pudo detenerlo. No había purgado pena por ello, como si un local como ese estuviera fuera de la ley.



Y claro que lo estaba. Cuando llegaba de mis tránsitos nocturnos en las noches con el hocico en llamas, me iba por Salvador Donoso. Un candado suelto engañaba de lejos pero a pasos la música se oía. O sea, cualquiera podría haberla oído afuera, pero nadie lo hacía, yo había estado en otros after que de repente te pedían silencio pero en este jamás pasaba. En el subterráneo entraba en otra dimensión. El celular solo tenía señal en el baño.



La señal esa la síntesis que ofrecen los after, gente lanzada que no se puede acostar que jamás coincidiría en un solo local, y este en particular con las mujeres de los topless que estaban en el entorno. Cada noche que entré, día hábil o fin de semana, estaba lleno. Las veces que salí, miraba el letrero de esta entrada, que dice Galería Hotel Prat con una corona arriba, y pensaba que esto sí corona la noche.



Mamba Negra recuerda el Piel pub:

“Sin saber cómo llegué, me vi descendida a una especie de inframundo, un espacio gigante provisto de muchas mesas con manteles. El humo hacía que todo fuera aún más difuso. Con sorpresa inesperada observé algunos meseros elegantemente vestidos, algo que jamás iba a encontrar en ningún otro after de Valpo.

En algún momento se me ocurrió ir al baño, no reconocía el espacio en la oscuridad y me eran ajenos los espejos tan grandes. Cuando regresé miraba las mesas y todas me parecían iguales, pero no te encontraba.

Miré más detenidamente el entorno. Recuerdo que en la mesa más cercana había un tipo de bigote, con traje y la camisa desabotonada hasta el ombligo, el sudor le empapaba la frente. Lo acompañaban dos mujeres vestidas con trajes brillantes, una de ellas con un escote profundo que exhibía casi por completo sus enormes pechos. La otra se servía una piscola mientras reía a carcajadas. Alcancé a ver cómo el hombre preparaba varias líneas sobre el mantel impoluto y las consumía sin tregua con un billete rojo, luego hundía su cara en el escote de una de sus acompañantes”.

Antes el estacionamiento del Hotel Prat, ahora un estacionamiento para hueviar.

Algunas noches después de evocar a Luz éterea repetidas veces y asumir que no llegaría, bajé a tomar. Me senté en una mesa solo. Llegó el hermano del dueño, que ya sabía quién era. Quería saber si andaba investigando. Ellos sabían que escribía. Se rió, y me ofreció unas prostitutas que estaban repartidas en mesas sacando copete a clientes.

Si eres hombre, dijo. Quizá no te gustan las mujeres. Si estás curado con una pastilla azul la haces. Le pregunté si las utilizaba, y me dijo que sí, pero primero le gustaba usar la lengua, algo que no necesita pila; ellas son complicadas, quieren que por prestar el culo les regale copete, al final no sé si sale a cuenta, pero a vos te basta con nunca volver.

En las farmacias de turno hallaban altas construcciones de cajas de sildenafil a la venta sin receta, para convertirse en superhombres o infartarse en el intento. El local, entonces, se me hacía como si todos los cuerpos de hombres bailando, bebiendo, agarrando la pierna de mujeres, fueran azules, manchas en movimiento. Podía ser también lo curado que estaba no más, y el humo.



Aproveché un momento de distracción de la cabrona que llevaba el local y me metí a ver las habitaciones de atrás, había gente dormida, otras piezas cerradas. Entré en una vacía. Había otra puerta en ella y avancé por pasillos gélidos. El frío me espabiló, me golpeaba la voz de Luz Eétera. ¡Sal de ahí! El agua entraba por todos lados.



METÁFORA


Un subterráneo que es el corazón oscuro, sin el que esta ciudad no puede vivir. Forzando confluencias inesperadas como sucede en la noche porteña. La vaguada de Valpo era todo el humo que salían de esas bocas hablando algo todas juntas que no podía oír. Hoy un lugar sellado, con la prohibición del gozo nocturno.






LATINO PUB LATINO PUB